INNOVACION & TENDENCIAS _ 26 / 05 / 2017

10 tendencias clave en diseño gráfico y estructural de envases

Categorías: Diseño de Packaging - Tridimage


10 tendencias clave en diseño gráfico y estructural de envasesEl packaging es hoy más que nunca el puente entre las marcas y los consumidores. ¿Quién tiene ganas de ver anuncios mientras está disfrutando de su serie favorita? Pero nadie puede evitar tomar contacto con el envase para consumir su contenido, tocarlo y manipularlo. Ninguna otra manifestación de marca tiene tantos puntos de contacto con las personas como los envases. Y ni hablar de la cantidad de tiempo que se comparte con ellos.
 
Guillermo Dufranc
 
La crisis de la publicidad tradicional y el auge de Internet han llevado a muchas empresas a replantearse cómo atraer clientes. Aunque mucha gente ya no presta atención a los anuncios, el envase es un elemento ineludible.

Aprovechar el contacto directo de los envases es una oportunidad excelente para construir lazos emocionales con el consumidor. Para ir un paso más adelante de la competencia es necesario anticiparse y tomar las tendencias como punto de partida y no como una meta.

Las costumbres cambian. Las personas evolucionan. Los envases también lo hacen. La velocidad de cambio es tan grande que quien se descuida pronto queda en el olvido.

Por eso mismo, para conquistar al consumidor de hoy se necesita pensar en el diseño de packaging para satisfacer a las personas ofreciéndoles lo que todavía no sabían que necesitaban.

Las tendencias de diseño nos sirven para detectar algunos puntos de interés para ganarse el corazón de los consumidores. Veamos, a continuación, 10 tendencias clave en diseño de envases:
 
1. La forma sí importa
Tener un diseño de envase único y personal es cuestión de decisión, no de presupuesto. Ser único es ser distinto, y ese es el primer paso en el camino hacia destacarnos frente a la competencia.

Elegir un envase por su forma única, utilizar un tipo de envase diferente al de los típicos de la categoría, o incursionar en el diseño estructural 3D personalizado son algunas de las posibilidades.

La importancia fundamental es que el tipo de envase tenga sentido y pertinencia respecto de la marca, la categoría del producto, de la situación de consumo, e incluso de su posterior desechado.

Forma, sentido y función van de la mano; de otra manera, un cambio marcado sólo por la forma puede resultar en una experiencia de uso sumamente frustrante.
 


La forma del envase comunica el origen de esta agua obtenida a partir de troncos de árboles finlandeses.

 
2. Más que palabras
Comunicar con imágenes es más efectivo que un discurso extenso de palabras que nadie tiene ganas de oír. Para lograr una mayor velocidad de lectura se debe recurrir a la síntesis más pura que no deje lugar a dudas. Una exigencia que en condiciones extremas de tiempo y distancia resulta indispensable en las tiendas tradicionales, y mucho más ahora en las plataformas virtuales, en tabletas o smartphones.

En estos contextos de compra la síntesis de la forma y color logra un reconocimiento inmediato, aún en tamaños pequeños de pantalla o en la distancia que impone un pasillo.

Los pictogramas, formas icónicas, gráficos, contornos y colores planos son aliados indispensables para crear un conjunto que sea como la paz del silencio entre demasiado ruido.

 

Comunicar con imágenes es más efectivo que un discurso extenso de palabras.

 
3. Más de lo esperado
Una manera de crear valor en la relación con el consumidor es atender sus necesidades y sorprenderlos con más de lo que esperan.

Ofrecer conveniencia de uso, presentaciones combinadas, cantidades reducidas de producto o la oportunidad de conservar por más tiempo los productos son algunas de las posibilidades.
Obtener beneficios inmediatos es clave para la gratificación de personas que no desean perder tiempo y quieren soluciones concretas.

Entender lo que implica el uso del producto y agregar valor en ello con funciones extra, vincularlo con más de una experiencia cotidiana.

 

 
4. Jugar es humano
Si el envase brinda la posibilidad de combinar, personalizar, intervenir o interactuar de manera lúdica, es una gran oportunidad para establecer vínculos emocionales con los consumidores.

Elegir qué vestir, cómo adornar la casa o personalizar el escritorio del ordenador son sólo ejemplos de la necesidad de los seres humanos de intervenir el entorno a gusto propio.

Envases que cambian, combinables, intervenibles, dibujables, transformables, o formas que cambian por el accionar del usuario hacen que las personas puedan sentirse “como en casa”.

 

La vida cotidiana está llena de envases que nos rodean, pero esa convivencia puede ser algo divertido si se puede jugar con ellos.

 
5. La verdad al desnudo
El discurso acartonado nunca estuvo más cuestionado que hasta ahora. Los consumidores no quieren mentiras, ni productos o prácticas poco éticas.

Por este motivo, exponer la verdad absoluta de las marcas es valorada en todas sus expresiones: desde el tipo de envase, la comunicación de su contenido, así como la manera en que es procesado y distribuido.

El intercambio justo se basa en una oferta de calidad acorde con las expectativas. La manera de comunicar es ser lo más directo posible, sin distracciones ni engaños.

Envases sin tratamiento, marcas sin aspiraciones megalomaníacas y, sobre todo, una comunicación simple son las claves para comunicar total honestidad.

 

Comunicación simple, una de las claves para comunicar total sinceridad.

 
6. Muestra lo que tienes
La desconfianza de los consumidores acerca de la calidad del contenido de los envases es una barrera a veces difícil de superar. Los envases transparentes son una muy buena manera de demostrar que no hay nada que esconder.

La realidad es que, a veces, las necesidades de preservación del producto requieren materiales que hacen simplemente imposible mostrar el contenido. En esos casos el criterio fotográfico que muestra el contenido de manera explícita, sin retoques o perfeccionismo irreal, puede ser el camino.
 

Joe & Seph´s expone su producto en inusuales doypacks transparentes.

 

 
7. Amigos del medio ambiente
Otro de los grandes puntos sobre las tendencias de envases es el impacto ambiental que generan. Es un tema sensible que no sólo tiene una solución, sino tantas como uno se pueda imaginar.
Algunas sugerencias son reducir el tamaño del packaging con productos concentrados, envases reutilizables o rellenables, así como los desarrollos de materiales reciclables o compostables.
Aunque en general existe una barrera tecnológica para que las empresas puedan cambiar sus materiales, con creatividad se pueden proponer otros usos para los envases.

Contemplar todo el ciclo de vida del envase es importante, así como comunicar toda mejora que se pueda realizar; pues si no llega al consumidor el esfuerzo de la empresa, este esfuerzo no refleja valor en su relación con los consumidores.
 
 

Mason & Co con material kraft comunica su origen orgánico y sostenible.

 

El envase puede llegar a ser un elemento que se integre en la vida del consumidor hasta el punto de dejar de ser desechable y permanecer en los hogares.

 
8. Mi envase, mi mundo
Una evolución del envase masivo personalizado (como las etiquetas con nombres de Coca-Cola) son los envases que permiten la intervención del usuario.

A diferencia de que la empresa decida el aspecto del envase, se le da el poder a las personas para que puedan elegir características del diseño, o bien combinarlos de acuerdo con su preferencia.

En este escenario también aparece la parte más divertida del envase, pudiendo crear vínculos emocionales más allá de lo que proporciona el consumo del contenido.


 

 
9. Facilitador de la vida
Fácil, simple y muy sencillo. Nada de complicaciones a la hora de abrir, cerrar, plegar, cortar, descartar o simplemente llegar al contenido. El envase evoluciona hacia la simpleza.
Está claro que la tecnología derribó todos los muros y facilita el estudio, trabajo y diversión a cualquier parte que vayamos. Los envases también toman esta premisa.

La funcionalidad de un envase para consumirlo fuera de casa puede ser la diferencia entre la satisfacción y la decepción.
El tiempo es un bien preciado, así que todo lo que la practicidad pueda lograr para ahorrar tiempo será indispensable para ganar terreno ante la competencia.

Facilitar el consumo en cualquier parte, así como preservar el contenido por más tiempo o brindar todo lo necesario para una preparación que requiere varios ingredientes y utensilios.
También es importante que la información de un producto, secuencia de uso o especificaciones puntuales sean fáciles de interpretar mediante gráficos, textos cortos, o ser sugerido por el diseño estructural.
 

El envase de medicinas Tylenol Care+ facilita la dosificación al tiempo que comunica claramente las características de cada tratamiento.
 
10. Smart Pack
Con la incorporación de los dispositivos inteligentes a nuestra vida cotidiana, el envase cobra un rol nunca visto hasta ahora. Los envases que aprovechan el entretenimiento tienen un protagonismo difícil de igualar. Pueden obrar como disparador de información mediante la realidad aumentada o, por ser el contenedor de un smartphone, puede ser utilizado como reproductor de contenidos multimedia.

El diseño de este tipo de soluciones no es necesariamente de corte tecnológico, sino que más bien busca establecer relaciones con las personas utilizando el envase como puente para vivir una experiencia de consumo diferente, que puede informar o simplemente entretener.
 

Pizza Hut propone utilizar la caja como proyector mientras se disfruta de la pizza.
 
 
Guillermo Dufranc es coordinador del área de diseño gráfico en Tridimage, agencia especialista en 3D Branding, diseño gráfico y estructural de envases, con presencia en toda Latinoamérica. Desde Tridimage Guillermo brinda experiencia, inspiración y liderazgo creativo, incentivando y motivando al equipo de diseño gráfico.