INNOVACION & TENDENCIAS _ 19 / 07 / 2016

Alexander vs. The Ham Factory, una historia de venganza

Categorías: Diseño de Packaging


Alexander vs. The Ham Factory, una historia de venganza Cuando en Estudio Maba empezamos a colaborar con Casa Rojo para crear la imagen de su Ribera del Duero, además de una enorme ilusión, sentimos la responsabilidad de tener que desarrollar algo que fuese en la línea de nuestra familia The Wine Gurus -vinos de gran calidad y diferentes denominaciones de origen, con una carga de diseño muy alta y un toque gamberro y muy actual que los caracteriza y los diferencia-, pero que estuviese dentro de lo que se espera de un Ribera del Duero: una denominación clásica, de mucho prestigio y sobriedad.
 
Miguel Ángel del Baño
 
El diseño, por tanto, debía ser un ejercicio de contención. Debíamos encontrar la medida justa para contar la historia de una manera elegante, sin renunciar al sello “Wine Guru”.

Trabajando codo con codo con José Luis Gómez, gerente y alma máter de Casa Rojo (Balsapintada, Murcia), nos sumergimos en la historia de este vino, en el porqué de su nacimiento.
El proyecto en sí no era una idea nueva. Cuatro visionarios enólogos vieron aquí un gran producto con muchas posibilidades y, a pesar de la renuncia de uno de ellos y su cancelación durante unos años, el aroma del Duero seguía rondando en la cabeza del trío restante, hasta que decidieron darle la revancha al proyecto inicial frustrado. José Luis ya tenía un nombre en la cabeza: El gran “Alexander”...

La bodega donde se elabora “Alexander” es un antiguo matadero. Con este dato comenzó a germinar la semilla de una gran historia. Ahora necesitábamos un personaje. Todos los Wine Gurus son personajes. Una denominación clásica, rural, un matadero... ¿Qué podría tener más sentido que un cerdo?

Ya teníamos personaje, ya teníamos los datos. Pero, ¿qué historia podíamos contar? Enseguida nos vino a la mente una palabra: “VENDETTA”. Un cerdo iba a triunfar en el edificio donde tantos otros de los suyos sucumbieron. Vimos muchas referencias visuales de antiguos mataderos, todas tenían una estética muy marcada que nos recordaba mucho al estilo steam punk, un movimiento artístico y sociocultural inspirado en la época victoriana y las obras futuristas de H. G. Wells y Julio Verne.
Ya teníamos una historia, una estética y un personaje... sólo había que fundirlos. Después de muchas reuniones y debates lo vimos claro: decidimos cortarle una pata a Alexander y sustituirla por unos engranajes mecánicos estilo steam punk. Era la historia perfecta. Un cerdo que escapa a su destino, aunque con drásticas secuelas, y decide volver como si de un Terminator se tratara.
El proceso de ilustración fue complejo, había mucho que plasmar. Después de muchos bocetos, realizamos la ilustración del cerdo como base, lo hicimos en vectorial, para tener más flexibilidad en futuras aplicaciones. A partir de aquí fue un proceso de explorar, jugar con el diseño, añadir y quitar elementos para ver hasta dónde debíamos llegar.... Utilizamos Photoshop, Illustrator y una tableta digital que nos dio mucha libertad a la hora de trabajar rápida y libremente sobre el arte final. Algunos de los accesorios del cerdo, como la gafas, la modelamos primeramente en Cinema 4D para poder encajarlas en la ilustración y ver variantes a la hora de colocarlas de manera más fluida.





José Luis propuso cambiar el nombre del vino por Alexander vs. The Ham Factory. Al principio nos pareció demasiado largo, pero ahora creemos que no se podría llamar de otra forma. Viéndolo con la perspectiva del tiempo, fue un gran, un grandísimo acierto.
Ya estaba todo, ahora había que elegir papel y acabados para terminar de rematar la etiqueta. Queríamos seguir siendo elegantes y contenidos. El papel es el Tintoretto Angora, de la casa Manter (Arconvert). Las partes metálicas de las prótesis y adornos del cerdo van en stamping oro, para enfatizar más el concepto. Un poco de barniz hinchable en la marca y listo.
Más adelante hubo que realizar una segunda ilustración: la cabeza del cerdo de frente, para poder rematar bien la contra, la cápsula y el corcho. Y es que en la elaboración de nuestros conceptos, cada detalle cuenta.
 
Un diseño premiado
Este fue el diseño que ganó el Premio Anuaria de oro al mejor packaging 2015. Fue una sorpresa muy grande. Somos un estudio muy joven y no lo esperábamos.

Cada una de las personas que participa en el proyecto acaba aportando algo a todos los diseños: tanto las ideas que finalmente quedan plasmadas como las desechadas, contribuyen a un producto final que ha sido reconocido y que funciona. La técnica de Adrián Marzal, el conocimiento de materiales y acabados de Beatriz Suárez, el inconformismo de José Luis Gómez... Somos un equipo, trabajamos en equipo y juntos hacemos estos proyectos realidad.

Para Estudio Maba trabajar con Casa Rojo es especial: formamos un gran equipo. Su filosofía atrevida nos hace crecer y ese mismo atrevimiento queda plasmado en nuestros proyectos de los que ambos nos sentimos orgullosos.

 
Miguel Ángel del Baño Álvarez es director creativo y diseñador gráfico y multimedia en Estudio Maba (Murcia), agencia especializada en la búsqueda de soluciones de comunicación online, visual y audiovisual.

Más información: www.estudiomaba.com