MERCADOS & ENVASES


Argentina aprueba el consumo de vino en envases de acero inoxidable

23/10/2018

CATEGORíA: Materiales de envase

El Instituto Nacional de Vitivinicultura, a través del Ministerio de Producción y Trabajo del país americano, ha considerado autorizar el uso de estos envases para fraccionar vino y su posterior distribución para el servicio directo al consumidor.


Así lo recoge el boletín oficial del ministerio considerando que “de los estudios realizados por este Organismo, este tipo de recipiente permite mantener al vino bajo una atmósfera inerte, evitando alteraciones del mismo y conservando las características físico-químicas y organolépticas del producto original”.

 

La ley también recoge que será el establecimiento inscripto ante el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) que fraccione el vino, el responsable del producto que se encuentre en los envases y su precintado. Deberá cumplir con los requisitos de etiquetado vigente, asegurándose que previo al relleno del envase, éste se encuentre completamente vacío y en condiciones óptimas de limpieza.

Además, apunta que la firma que realice la distribución de los envases para consumo directo del vino, deberá inscribirse en calidad de “prestador de servicio de envases de acero inoxidable para el consumo directo de vino”.

 

Los envases de acero inoxidable y los sistemas de extracción de vino deberán cumplir con los siguientes requerimientos:

 

Respecto a los envases de acero inoxidable:

 

• Provenir de un prestador de servicios inscripto en los términos del Artículo 3º de la presente resolución.

 

• Deberán ser para uso exclusivo vínico.

 

• Deberá poseer la certificación del fabricante donde conste que son aptos para: vinos tranquilos y/o vinos gasificados y/o vinos espumantes, contenido neto, máxima presión de trabajo admitida y presión a la que se rompe el disco o dispositivo de seguridad en cada caso. Así también en la certificación deberán constar los números identificatorios de los envases a los cuales abarca este documento.

 

• Deberán contar con disco de seguridad u otro tipo de protección ante ruptura por exceso de presión.

 

• Deberán ser herméticos.

 

• Deberán contar con un precinto que asegure el cierre del envase durante su trayecto desde su relleno hasta la conexión al sistema de extracción, colocado por el establecimiento fraccionador.

 

Con esta medida, los agentes implicados buscan dar una mayor salida al mercado del consumo del vino ofreciendo envases más económicos que ya son usados en otros países como, por ejemplo, EEUU.

 

Fuente: www.boletinoficial.gob.ar

 

Volver al listado