EQUIPAMIENTO INDUSTRIAL


Claves para la codificación cerámica

19/06/2018

CATEGORíA: Maquinaria y aplicaciones MARCA: Trebol Group

La industria cerámica se enfrenta a retos específicos en cuanto a trazabilidad de producto, debido principalmente a la gran cantidad de referencias y clases que gestiona.


Actualmente hay una ruptura del flujo de información desde los niveles de producción hasta los sistemas ERP de gestión, que es imprescindible transformar para conseguir producir más, mejor y en menos tiempo.

El objetivo es que las máquinas y los equipos de las diferentes etapas de producción y codificación se comuniquen entre ellos para crear un sistema de trazabilidad que convierta el producto final, en un producto inteligente.

Pero, ¿cómo hacerlo?

 

 

 

 

Marcaje del azulejo

Cuando hablamos de marcaje de producto, lo habitual en la industria suele ser marcaje lote, fecha y hora de producción.

La industria cerámica necesita ir un paso más allá, marcando tonos, calidades y calibres en comunicación con las clasificadoras. De esta forma se consigue apilar el producto según calidades, asegurando lotes homogéneos de máxima calidad.

Históricamente esta información se ha impreso en el embalaje de producto, pero hacerlo directamente en la baldosa permite la identificación unitaria de cada azulejo, evitando al usuario final imprevistos por mezcla de lotes productivos.

Para realizar el marcaje de la costilla del azulejo (lateral no esmaltado), es imprescindible contar con codificadores inkjet adaptados a las especiales necesidades de la aplicación.

 

 

La serie UX de Hitachi, gracias a su protección medioambiental IP65 y su amplio rango de temperaturas de trabajo, permite trabajar en entornos polvorientos con altas temperaturas, realizando marcajes de gran calidad y fiabilidad.

Además, son impresoras diseñadas para comunicarse fácilmente con clasificadoras o sistemas de visión artificial, permitiendo marcajes dinámicos de tonos y calidades de forma coordinada y a tiempo real con la línea de producción.

Otro factor clave de la serie UX Hitachi es que cuenta con la mayor matriz de impresión del mercado, lo cual permite realizar marcajes a gran tamaño y alta calidad. Gracias a ello, se pueden imprimir códigos de barras directamente en las piezas, aplicación especialmente útil en productos para venta unitaria (como cenefas) que se venden al por menor, permitiendo prescindir de la aplicación de una etiqueta sobre el producto. Esto permite un ahorro muy importante de tiempo y dinero.

En la parte posterior del azulejo, el marcaje habitual suele ser el sello del país (Made in Spain) y la marca del fabricante. El problema surge cuando se realiza fabricación para terceros, que requiere el cambio de platos cada vez, provocando gastos de tiempo y paradas de producción.

Los codificadores UX Hitachi son los únicos inkjet que imprimen con el cabezal de abajo hacia arriba con fiabilidad. De esta forma se puede marcar la parte posterior del azulejo con calidad, eficacia y de forma integrada con el proceso de producción. Cero cambios y paradas.

 

 

Marcaje del embalaje

El marcaje del embalaje se realiza después del proceso de apilado del producto, imprimiendo sobre la caja información variable de modelos, clases, tonos, calibres, unidades por caja, o cualquier otra información sobre trazabilidad.

En esta fase, la clave es la comunicación de la impresora con las apiladoras, ya que es necesario marcar en tiempo real según las variantes de producción (productos de la misma referencia pueden tener acabados diferentes: clase I, clase II, clase III).

El problema es que habitualmente las codificadoras y las apiladoras tienen protocolos de comunicación diferentes y es complicado encontrar la forma en que ambos equipos “se hablen”.

Para esta aplicación, existen equipos que destacan especialmente por sus prestaciones, como la codificadora de cajas IJ Series de Allen Coding.

La Serie IJ está diseñada especialmente para la impresión de cajas de cartón en comunicación con sistemas ERP y BBDD, permitiendo una comunicación en tiempo real con las apiladoras de forma sencilla y flexible.

Cuenta además con el mayor área de impresión del mercado (100 mm con un solo cabezal), perfecta para impresiones de códigos de barras, logotipos y marcas.

Pensada para trabajar en ambientes especialmente polvorientos, tiene la mayor distancia de impresión del mercado, según Trebol Group. El cabezal puede situarse hasta a 12 mm de la superficie de impresión sin perder calidad de marcaje. Al imprimir tan alejado del producto se reduce el impacto de los residuos del cartón corrugado, pegamento y polución sobre el cabezal, consiguiendo una impresión de mayor calidad y minimizando el mantenimiento del equipo.

Además, la serie IJ trabaja con la tinta pigmentada negra intensa de alto contraste, permitiendo la impresión de códigos de barras más uniformes con bordes más nítidos. Gracias a ello, según Trebol Group, consigue una lectura de códigos de barras mediante escáner un 35% mayor que el resto de equipos del mercado.

 

Etiquetado de palets

Una vez paletizado y flejado el producto en necesario el etiquetado del palet. El proceso de impresión y aplicación de etiquetas es un factor clave en la cadena logística y debe hacerse con seguridad.

La serie de etiquetadoras PA de Allen Coding permite la impresión y aplicación de las etiquetas en una o varias caras del palet siguiendo las indicaciones GS1 de trazabilidad.

Gracias a su tamaño compacto y bajo consumo, la serie PA se integra muy fácilmente en líneas de producción ya existentes, comunicándose con los sistemas ERP de gestión de fábrica.

 

Codificación serializada

El último paso es conseguir una codificación serializada para poder gestionar de forma unificada todos los sistemas de impresión: inkjet para el azulejo, alta definición para cajas y etiquetadoras para palet.

 

Trebol Group, distribuidor en España de Hitachi y Allen Coding, acaba de ser nombrado Partner Oficial en España de Nicelabel, líder mundial de software de codificación para empresas.

Gracias a Nicelabel es muy sencillo comunicar todos los codificadores entre sí y con el resto de máquinas del proceso productivo. Además, se pueden centralizar los datos en un ERP para una codificación serializada, e integrar sistemas de visión artificial, consiguiendo una trazabilidad de producto óptima y lista para entrar de lleno en la industria 4.0.

 

Más información:

http://www.trebolgroup.com/sectores-industriales/construccion/codificador-ceramica/

 

Volver al listado