EQUIPAMIENTO INDUSTRIAL


Un especialista sueco en condimentos apuesta por la tecnología de HERMA

18/05/2018

CATEGORíA: Maquinaria y aplicaciones MARCA: Herma


Para poder realizar con rapidez y perfección acciones comerciales sobre el tema de moda de los condimentos, la empresa Kryddhuset usa una etiquetadora HERMA del tipo 362E, que destaca por sus tiempos de equipamiento especialmente cortos y un gran confort de ajuste cuando se cambia entre los diferentes formatos de productos.


Con PPS, el distribuidor de Herma para Suecia y Dinamarca, ha ampliado su línea de embalajes adquiriendo una etiquetadora nueva del tipo 362E, que puede emplearse tanto para un etiquetado bilateral como para un etiquetado envolvente. “Una de nuestras principales competencias es el desarrollo de nuevas ideas de productos relacionadas con el tema de los condimentos”, afirma Paolo Labardi, gerente y propietario de Kryddhuset. Kryddhuset es una empresa muy creativa; así, por ejemplo, ofrece mezclas de wasabi o cajun y una mezcla tailandesa muy especial con sabor a coco, limón y nata agria. “En estas creaciones, el diseño óptico y la forma extravagante del producto juegan un papel muy importante”.

 

El abanico de alturas oscila entre 50 y 300 mm y la anchura entre 30 y 120 mm. “La nueva instalación de HERMA nos ofrece muchas ventajas durante el etiquetado porque es muy flexible y puede equiparse con rapidez”. Puesto que durante las acciones especiales sobre los condimentos la decisión de compra se toma directamente en el punto de venta, un diseño óptico atractivo es muy importante. “No solo el diseño de las etiquetas juega un papel importante, sino también su posición perfecta”, destaca Labardi. Cualquier desviación destruye el aspecto de alta calidad al que aspiramos. “La instalación HERMA trabaja con mucha precisión en todos los tipos de etiquetado, incluso a velocidades elevadas”, confirma el gerente. Su capacidad es de 200 recipientes de condimentos por minuto en el etiquetado bilateral y 100 en el etiquetado envolvente.

 

 

Hacer que el tiempo empleado para pasar de un etiquetado bilateral a un etiquetado envolvente y viceversa sea lo más breve posible era una necesidad urgente. “Gracias a la instalación de HERMA los tiempos de reequipamiento son entre 10 y 15 minutos”, dice Labardi.

"La gran precisión, sus medidas compactas, el cambio de equipamiento extremadamente rápido y la excelente relación calidad-precio ha sido la combinación determinante para decidirnos por HERMA. La instalación ha cumplido con todas nuestras expectativas", resume Labardi.

 

Más información: www.herma.com

Volver al listado