MERCADOS & ENVASES


Un servicio necesario en el siglo XXI: ¿botellas PET dosificadoras?

30/07/2019

CATEGORíA: Materiales de envase


Muchos proyectistas y creativos industriales han dedicado gran parte de su vida al diseño y fabricación de botellas y envases para líquidos y buscaron añadir al envase o botella la prestación dosificadora con el fin de eliminar el incómodo e inseguro procedimiento actual del tapón para facilitar dicha tarea a los consumidores; algunos alumbraron soluciones efectivas pero por su alto coste no han podido ser aplicadas.


Carlos-Vicente Martínez Gimeno

 

Quiero suponer, que no por la acumulación de años, sino por un demostrado espíritu creativo que se apoderó de mí desde mi infancia o tal vez había germinado antes de mi nacimiento hace más de setenta décadas, estuve toda mi vida manteniendo un culto -ejercitado como liturgia personal- a mi obsesiva convicción íntima y absolutamente optimista de que toda obra realizada por los hombres se puede... ¡y se debe mejorar!  Obsesión, -que me impulsa y obliga de manera ineludible- a largas e intensas veladas de concentración.

Puedo asegurar, que estudié, busqué y diseñé la clave de un procedimiento económico y por tanto viable, industrializable y comerciable que aplicado a las botellas o envases PET, tanto de vidrio como de plástico los faculta o capacita para dosificar.

 

Muchos proyectistas y creativos industriales han dedicado gran parte de su vida al diseño y fabricación de botellas y envases para líquidos y buscaron añadir al envase o botella la prestación dosificadora con el fin de eliminar el incómodo e inseguro procedimiento actual del tapón para facilitar dicha tarea a los consumidores; algunos alumbraron soluciones efectivas pero por su alto coste no han podido ser aplicadas.

Las botellas y envases que contienen productos líquidos dosificables como los jabones líquidos, detergentes, suavizantes, jarabes medicinales, entre otros, utilizan el conocido tapón del envase dotado de una prolongación interior, dimensionada para ser llenada a pulso por los usuarios que vierten en ella una porción del contenido del envase para constituir la dosis necesitada; sin embargo este procedimiento es arriesgado y obsoleto, pero sobre todo molesto e inseguro, pues se suele desbordar, salpicar o derramar ensuciando y manchando el suelo; incidente indeseable que produce molestias innecesarias y contratiempos que se pueden y deben evitarse.

 

 

Después de terminar la fase de experimentación con prototipos en 3D, he procedido a registrar una Patente del nuevo sistema dosificador económico para botellas PET, cuya protección se extenderá donde sea necesario por las siguientes cualidades y prestaciones:

 

  • Elimina el actual sistema del tapón prolongado.
  • No necesita moldes especiales. Sirven los moldes actuales retocados.
  • No requiere cambios significativos en la cadena de llenado.
  • La dosis se selecciona y sirve desde la misma botella.
  • Se integra en botellas de plástico o de vidrio.
  • Queda anclado en el interior del envase sin afectar su morfología.

Este novísimo sistema dosificador para botellas PET y para los demás envases de líquidos, con o sin asa de agarre, libera del engorroso sistema de llenar el tapón para después verter la dosis a pulso. Cuando las grandes marcas de productos líquidos dosificables los embotellen con estos envases dosificadores, los consumidores estarán de enhorabuena porque este nuevo sistema  simplifica la selección de la dosis y facilita el vertido y calibrado de la misma.

 

Cuando  se publique en el BOPI la patente, informaré del sistema.

 

Carlos V. Martínez Gimeno estudió Bellas Artes. Su vocación de pintor la aplicó en la ilustración publicitaria, docente e industrial. Trabajando para Gráficas Belkrom, diseñó una etiqueta para Bodegas Capel que retrataba a un hombre con traje regional y bebiendo vino de una bota, con la leyenda VINO COMÚN preceptiva de la época. Esta etiqueta marcó un hito en la historia de la publicidad, pues la ilustración se convirtió en la marca “El tío de la bota”. Por los años 70 se dedicó a las Artes Gráficas, fundando una litografía en Alicante, en la que hoy no participa y es una de las punteras de la Región Valenciana. En los años 80 patentó la jeringuilla autodestructible y un atacordones para calzado. Ahora, jubilado, pasa su tiempo escribiendo, diseñando y perfeccionando productos de gran consumo y otros artículos que en su momento serán divulgados.

 

Volver al listado