MAQUINARIA Y APLICACIONES _ 04 / 05 / 2017

La importancia de una buena conectividad en la inspección de productos

Categorías: Innovaciones - Meetler Toledo


La importancia de una buena conectividad en la inspección de productosNeil Giles, director de comunicaciones de marketing de la división de inspección de productos de Mettler Toledo, analiza el modo en que la conectividad del equipo de inspección de productos puede ayudar a los fabricantes a cumplir las normativas en constante evolución y, al mismo tiempo, sacar el máximo partido a los datos recopilados en el proceso.

La seguridad alimentaria es la principal preocupación de los fabricantes de alimentos y bebidas. Enviar un producto contaminado a la cadena de distribución de comerciantes puede tener consecuencias muy graves, y los productores son muy conscientes de la necesidad de una detección estricta de contaminantes físicos. La salud de los consumidores es, sin duda, la principal preocupación, pero también hay que tener en cuenta la reputación de la marca y la influencia negativa que un incidente podría tener en la confianza del consumidor y, en consecuencia, en los beneficios.

Para proteger a los consumidores (y a los fabricantes), el panorama normativo ha evolucionado significativamente en los últimos años, y la gestión de datos ocupa un lugar cada vez más relevante. La Ley de Modernización de la Inocuidad de los Alimentos (FSMA), el Análisis de Riesgos y de Puntos Críticos de Control (HACCP) y el Análisis de Riesgos y de Controles Preventivos (HARPC) exigen una gestión de datos eficaz, al igual que los estándares GFSI, como BRC v6, IFS v6, FSSC 22000 y SQF 2000.



Las normativas establecen que los procesadores son responsables de la identificación de posibles riesgos relacionados con la contaminación y otros factores que podrían afectar a los consumidores, como los daños en el empaquetado; la implementación de medidas satisfactorias para mitigar estos riesgos, como rayos x, detección de metales, controladoras de peso y sistemas de visión; y el registro y documentación de datos de la línea de producción, como los registros de inspección y rechazo. La documentación por escrito es fundamental para mantener la conformidad, ya que las autoridades competentes pueden requerir los datos de inspección de productos en cualquier momento. Por eso es imprescindible contar con un sistema que gestione eficazmente los datos.
 
La conectividad lo es todo
La recopilación y el mantenimiento de registros es un aspecto clave de cualquier plan de seguridad alimentaria eficaz y, en efecto, la conformidad y el modo en que los fabricantes son capaces de lograrla en términos de equipos de inspección de productos siguen evolucionando. Los sistemas de inspección de productos disponibles hoy en día en el mercado se pueden implementar con capacidades de software diversas, lo que permite usar los datos para auditorías tanto internas como externas. Por ejemplo, hay un paquete integrado disponible que conecta con los dispositivos de detección de metales, de inspección por rayos-x y de control de peso, lo que permite que los responsables de garantía de calidad tengan acceso completo y en tiempo real a los datos de los procesos para mantener un control total sobre los aspectos relacionados con la calidad.



Los fabricantes pueden sacar todo el partido de estas recopilaciones de datos e información estadística mediante la generación de informes de turnos, informes por lotes, informes del estado de mantenimiento de las máquinas y, algo muy importante, las estadísticas de rechazo y aceptación. Sin duda, es fundamental registrar estas últimas, ya que si un producto contaminado llega al mercado y afecta a los consumidores, puede que el fabricante tenga que demostrar que ha hecho todo lo que está en su mano para evitar este incidente. La carga de la prueba recae sobre el fabricante, y para poder justificar la diligencia debida, es necesario mejorar la precisión y calidad de los datos. Para complementar estos datos estadísticos, es posible archivar las imágenes del rechazo y categorizarlas según el tipo de problema que lo originó, como el nivel de llenado, un producto dañado o cuerpos extraños.

La recopilación de datos en tiempo real puede servir para supervisar todos los sistemas de inspección de productos instalados como puntos críticos de control en una línea de producción, independientemente de su ubicación, y los sistemas se pueden conectar a través de Ethernet. La información se puede supervisar durante el proceso en una estación de trabajo. Es posible incluso visualizarla remotamente, por ejemplo, desde un ordenador o un tablet. Estas opciones de conectividad permiten a los responsables del control de producción obtener un panorama real de las operaciones, independientemente de su ubicación.
 
Los datos mejoran la productividad
Las líneas de producción de alta velocidad, e incluso las que funcionan a menor velocidad, generan una gran cantidad de datos, y el modo en que los fabricantes recopilan e interpretan esos datos influye en el valor que se añade a esa operación en particular.

Si se libera a los operarios de la gestión manual de los datos, pueden ser más productivos y proactivos en otras áreas. Por ejemplo, los datos de pruebas de rendimiento periódicas (PVR) pueden recopilarse automáticamente en los puntos críticos de control, lo que elimina la necesidad de recopilarlos manualmente. El personal encargado de la calidad también puede ver fácilmente los números de lote y partida, con lo que obtienen una visibilidad excelente de los procesos de producción.



Los operarios pueden detectar cualquier problema que surja en la línea y rectificarlo antes de que afecte a la eficiencia de la línea gracias al acceso en tiempo real a los datos de fabricación a través del software de gestión de la productividad. También se pueden detectar fácilmente los problemas recurrentes y resolverlos para optimizar la producción. Además, la capacidad de acceder de forma remota a los sistemas de inspección de productos para realizar ajustes y cambios entre lotes de producción reduce significativamente el tiempo de inactividad. Los ajustes también se pueden almacenar para usarlos en el futuro después de la configuración inicial, lo que permite optimizar aún más el proceso.

Por último, los sistemas de inspección de productos también pueden recopilar los datos de supervisión de estado críticas del proceso. Estos datos se presentan a los operarios en un formato de luces de semáforo fácil de interpretar. Los iconos verdes de la interfaz de software indican que todo funciona correctamente, los amarillos representan una advertencia preventiva si empieza a aumentar una tendencia adversa y los rojos avisan de problemas de detención de línea. Todos los datos se almacenan en una base de datos para próximos usos y se pueden exportar en formato xml o csv.
 
El asesoramiento de expertos permite lograr los mejores resultados
Ante la perspectiva de implementar sistemas y software de inspección de productos, es importante buscar asesoramiento experto antes de realizar una adquisición de ese calibre. Es muy aconsejable realizar una inspección y una auditoría de sus instalaciones previas a la implementación para saber exactamente cuáles son sus necesidades.
Una buena recomendación es buscar un socio con amplia experiencia en este ámbito, ya que la interrupción de su actividad es inevitable y el tiempo de inactividad debe gestionarse y minimizarse eficazmente. Muchos fabricantes prefieren contar con un único contacto en estas situaciones. Por eso recurren a empresas con una red global de operaciones y asistencia que pueda aportarles valor real, especialmente si estas empresas son conscientes de la importancia de colaborar con los fabricantes individuales y de tener en cuenta sus necesidades y requisitos concretos.

A medida que aumentan los niveles de exigencia de los consumidores, los fabricantes deben ser lo suficientemente versátiles como para adaptarse a la presión que esto supone para las operaciones individuales. La velocidad es cada vez mayor, los calendarios son cada vez más ajustados y de un modo u otro hay que exprimir cada segundo de productividad en la línea de producción, sin dejar de fabricar productos seguros para los consumidores. La conectividad de los sistemas de inspección de productos desempeña un papel muy importante en estos procesos, y si los fabricantes tienen la posibilidad de seguir de cerca el estado de las operaciones, serán capaces de garantizar un retorno de la inversión más rápido, una mayor productividad y, en última instancia, mayores beneficios.
 
Acerca del autor: Neil Giles es director del departamento de comunicación de marketing de la división de inspección de productos de Mettler Toledo, con sede en el Reino Unido. Está especializado en las cuatro tecnologías principales de inspección de productos: rayos X, detección de metales, inspección por visión y control de peso.

Más información : http://www.mt.com/es/es/home/products/Product-Inspection_1.html?cmp=als_pi