MERCADOS & ENVASES


CircularSeas: de residuos plásticos a elementos econinnovadores

19/03/2020

CATEGORíA: Sostenibilidad y medioambiente

Ingenieros de Vigo convertirán los desechos plásticos oceánicos en componentes ecoinnovadores para la industria marítima mediante impresión 3D. El proceso podrá realizarse durante la travesía en barco.


 

Utilizar los desechos plásticos oceánicos para crear, a través de la impresión 3D, componentes ecoinnovadores que la propia industria marítima pueda reutilizar y que puedan fabricarse en solo unos minutos, tanto en las instalaciones portuarias como a bordo de un barco. Esta es la filosofía detrás del proyecto europeo CircularSeas, un trabajo financiado con aproximadamente dos millones de euros de fondos del FEDER y en el que el grupo de investigación de Ingeniería de Sistemas y Automatización de la Universidad de Vigo, dirigido por el profesor de Escuela de Ingeniería Industrial Julio Garrido.

 

La presentación del proyecto reunió en el edificio de Miralles a una buena representación de todas las partes involucradas, no solo de la comunidad universitaria, sino también de otros organismos que, durante algunos meses, han estado colaborando en esta investigación y que incluyen a la Autoridad del Puerto de Vigo, pieza clave para el desarrollo de este trabajo, y el Instituto Gallego de Promoción Económica, Igape.

 

Garrido se encargó de explicar los detalles del proyecto y, junto a él, la vicerrectora de Transferencia, Consuelo Pérez, también participó en esta presentación. Todos destacaron las altas expectativas que CircularSeas espera que, en la industria portuaria y portuaria, no en vano, logren los resultados esperados, ayudarían a mitigar uno de los mayores problemas que enfrenta la sociedad actual y que concierne a la contaminación del mar por microplásticos. "Si elimina estos microplásticos, puede agregar valor e incluso ayudar a resolver un problema mecánico sobre la marcha que pueda surgir en un barco, este es sin duda un valor muy alto", enfatizó el Vicecanciller de Transferencia.

 

CircularSeas tiene como objetivo promover la economía verde mediante la creación de productos, piezas y componentes creados a partir de residuos plásticos recogidos por los buques en sus campañas o derivados de las principales industrias marítimas: pesca, pesca auxiliar y acuicultura; astilleros y gestión portuaria, y también deportes acuáticos. "Se trata de usar los plásticos que ya no se usan, que son desechos, y darles valor, estudiando cómo prepararlos para que, comenzando con la impresión 3D, puedan reutilizarse en el mismo entorno de puerto marítimo", explicó Garrido.

 

Ocho socios de cinco países

Participan ocho socios de cinco países: España, Francia, Portugal, Reino Unido e Irlanda, en total seis puertos involucrados. Dirige el centro de investigación vasco Leartiker, perteneciente a la Red Vasca de Ciencia y Tecnología, especializado en innovación de tecnología de polímeros. "Desde allí nos contactaron para cuidar, especialmente, la parte que tiene que ver con el desarrollo de nuevas máquinas, especialmente aquellas que requieren el control preciso de trayectorias y la optimización de procesos automatizados", explicó Garrido, enfatizando así en el que la parte vigorosa del proyecto se centrará principalmente en el desarrollo de nuevos sistemas avanzados de maquinaria para la fabricación de componentes plásticos.

 

La recolección de datos en los puertos está a punto de completarse

Hay dos fases claramente definidas en el proyecto. El primero, en el que todos los socios ya están inmersos, es común a los seis nodos participantes y consiste en trabajo de campo. En esta etapa, cada nodo está contactando a compañías e instituciones en el área marítima / portuaria, recolectando información a través de visitas y encuestas. Una vez que se haya realizado una selección de casos de recuperación de residuos, trabajarán con el resto de los nodos en la adaptación de impresoras y el desarrollo de nuevos equipos que se adaptarán a los plásticos y al proceso de impresión 3D necesarios, así como a la optimización. “A cada nodo ya se le ha asignado una parte específica del estudio desde el principio. En nuestro caso es la fabricación a bordo, es decir, la adaptación inteligente de las trayectorias de una máquina, cuyo trabajo supone realizar movimientos precisos, a las condiciones del tablero, tomando la impresión 3D como caso concreto de estudio", subrayó el responsable en Vigo del proyecto.

 

Vigo organizará varios talleres temáticos y el congreso final del proyecto

Aunque el Grupo de Ingeniería y Automatización de Sistemas es el único participante gallego, el gran interés en este trabajo ha llevado a la recepción de numerosas ofertas de colaboración, tanto de otros grupos de investigación en la propia Universidad como de centros tecnológicos, incluidos el CSIC y el Centro Oceanográfico. Vigo En este sentido, Garrido explicó que en los próximos meses se realizarán diferentes talleres temáticos “en los que sin duda les pediremos que participen como expertos en diferentes áreas del proyecto: economía, sostenibilidad, materiales, etc.", Dijo Garrido durante la presentación, y agregó que el congreso de presentación de resultados finales también se llevará a cabo en Vigo en marzo de 2022.

 

Múltiples ejemplos comerciales demuestran la viabilidad del proyecto

Crear nuevos productos a partir de residuos plásticos no es nuevo y en otros sectores ya hay muchas experiencias al respecto. Quizás el textil es uno de los más activos en este momento. “Ya hay marcas registradas que hacen su ropa con este tipo de desechos, e incluso con desechos plásticos exclusivamente del mar. También se pueden encontrar ejemplos en el calzado”, explica el gerente de proyecto en Vigo, quien enfatizó que la principal diferencia que trae CircularSeas es que se enfoca en el proceso de impresión 3D. "Esta opción no es la mejor para la producción en masa, aunque sin duda es la que permite la máxima adaptabilidad", subrayó Garrido.

 

Más información en www.uvigo.gal

 

Volver al listado