TENDENCIAS & DISEÑO


El packaging español mira al exterior

20/12/2021

CATEGORíA: Estrategias MARCA: Hispack

Aun siendo un reto enorme, la internacionalización se ha convertido casi en una obligación para las empresas que quieren seguir creciendo en un mercado global y cada vez más conectado e interdependiente


La necesidad de adaptarse a un nuevo contexto durante la pandemia y las consecuencias a posteriori han generado cambios estructurales en la mayoría de los sectores. Sin embargo, para cualquier negocio, salir fuera ha sido, es y será siempre una oportunidad para crecer y mejorar tanto facturación como beneficios. También para la industria española del packaging, que hace tiempo que mira al exterior para diversificar riesgos, ser más fuertes y menos dependientes de la demanda interna.

 

© Roberto Sorin / Unsplash

 

España representa un importante hub para la fabricación de maquinaria de envase y embalaje y ocupa posiciones de liderazgo en producción y exportación en Europa y el mundo. Según datos de la Asociación Española de Maquinaria de Envase y Embalaje Amec Envasgraf, Italia es el país líder en producción de maquinaria de este sector, con el 45,55%, seguido de Alemania y de España. En cuanto a exportación se refiere, España se sitúa en quinta posición.

 

Radiografía de la internacionalización sectorial

El año pasado se identificaron unas 231 empresas dedicadas a la fabricación de tecnología para la industria del envase y embalaje. De estas empresas y según datos de Amec Envasgraf, las más importantes forman parte de esta entidad y exportan de media más del 60% de su facturación.

 

La directora de Amec Envasgraf, Carmina Castellà, explica que actualmente 27 de las empresas asociadas están implantadas en el exterior. En conjunto cuentan con un total de 76 filiales establecidas principalmente en Estados Unidos, México, China, Brasil y Francia.

 

                                Carmina Castellà, directora de Amec Envasgraf

 

La tendencia de las exportaciones hacia los 10 principales mercados muestra una evolución positiva en los últimos años. En 2020, año de la pandemia, las exportaciones tan solo disminuyeron un 3%, un dato anecdótico teniendo en cuenta la complejidad del contexto. La razón responde a una suma de factores, según Castellà: la ventaja de contar con una alta fidelización de clientes; la preparación de las empresas para trabajar en remoto; la rápida adaptación a las limitaciones derivadas de la pandemia y la fuerte digitalización ya existente.

 

Con datos registrados de 2021, Europa es el principal destino de las exportaciones españolas del sector, con una participación global del 53,8%. Francia, Italia, Alemania, Portugal y Polonia son los principales países receptores de las ventas en el exterior del sector. Fuera de Europa, Estados Unidos es el primer mercado en el ranking global. A este le siguen México y países asiáticos como China e India.

 

 

Respecto a los subsectores más avanzados en cuanto a internacionalización se refiere, Castellà destaca la maquinaria de envase y embalaje y la maquinaria de empaquetar y envolver. Asimismo, todos los subsectores experimentan un importante crecimiento en 2021.

 

 

Mengibar y Gráficas Salaet, experiencias exportadoras

El tamaño de una empresa no es determinante a la hora de plantearse un proceso de internacionalización. Gráficas Salaet se dedica a la fabricación de packaging de papel y cartón para la industria alimentaria. La empresa se fundó en 1965 y su incursión en otros mercados comenzó en 1982 en Argentina, donde instalaron el primer centro productivo fuera de España. “Queríamos crecer como empresa y ser conocidos en otros países”, afirma Eva Salaet, una de las dos socias de esta empresa familiar que actualmente cuenta con plantas en Argentina, Rumanía y una próxima en Argelia.

Eva Salaet y Elena Salaet, en las instalaciones de su empresa

 

Durante este último año y medio, la empresa ha tenido que reorganizarse e incorporar nuevas dinámicas de trabajo para garantizar la seguridad en el entorno de trabajo y en todos los procesos de fabricación ya que su actividad fue considerada esencial, dado que sus envases van destinados a empresas de alimentación. Los objetivos de inversión no han cambiado e incluso en estos dos últimos años se han incrementado a raíz de la mayor demanda que están teniendo y que los ha llevado a invertir en maquinaria y nuevas instalaciones.

 

Para Salaet, las claves de la buena marcha de la internacionalización de la empresa están en su catálogo de productos y en la I+D: “cada país es diferente pero disponemos de un amplio catálogo con muchas referencias y un departamento de I+D de nuevos productos y proyectos para adaptarnos a los requerimientos y expectativas de los clientes, transformando sus necesidades en productos reales y buscando nuevos materiales y nuevas aplicaciones que nos ha permitido, por ejemplo, sacar al mercado unas bandejas para comida precocinada sin necesidad de ninguna lámina de plástico“. “La sostenibilidad de los envases que fabricamos es cada día más importante”, concluye.

 

Desde la población tarraconense de Gandesa, Gráficas Salaet exporta el 40% de su producción a países como Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá, Arabia Saudí, Suecia, Chile, Magreb, Países del Este de Europa y Holanda, con una previsión de que esta lista aumente. De los productos que fabrican, los más vendidos son las cápsulas y tulipas para magdalenas, las bandejas y moldes para hornear y las bolsas y papel impresos para alimentación.

Respecto a los retos que tienen planteados, la portavoz de Gráficas Salaet subraya: “Uno de los más importantes es darnos a conocer y crear un ambiente y una confianza con el cliente para que vea que, si bien no somos una gran empresa en cuanto a dimensiones, sí tenemos muchas ventajas, como la proximidad del trato, la rapidez en la toma de decisiones, la preocupación por la calidad del producto y la atención al cliente“. Eva Salaet también cita como otro desafío la captación de talento a todos los niveles porque, como asegura, “tener las personas adecuadas en los lugares pertinentes es la clave del éxito”.

 

Desde 1988 Mengibar desarrolla soluciones para el envasado de productos que vende en los cinco continentes, fabricando y prestando servicio desde Barcelona a todo el mundo con oficinas propias y oficinas de representación. La situación vivida por la pandemia también les supuso aplicar medidas estrictas para garantizar la seguridad en todos los ámbitos, tanto para la plantilla como a la hora de fabricar los productos, pero al igual que Gráficas Salaet, Mengibar ha mantenido su actividad sin interrupción.

 

El core business de la compañía ha sido desde hace más de 30 años el desarrollo de soluciones de llenado y tapado. Cuando Mengibar se plantea entrar en un nuevo mercado los retos son muchos según el director de marketing, Alex Zuna, quien explica que “cada país tiene sus particularidades, pero hay más diferencia si tratas con una empresa multinacional o una empresa local mediana. Esto empieza con los documentos y requerimientos que piden los primeros y el conocimiento que tienen del tema maquinaria, mientras que las empresas más pequeñas sobre todo se benefician de lo que nosotros aprendemos en colaboración con las multinacionales, sin que en su caso exijan tanto”. Zuna añade la necesidad de estar preparado para tratar con mercados diferentes en cuanto a leyes, normas y reglamentos de aduanas.

 

Imagen cedida por Mengibar.

 

Ambas empresas coinciden en ver EE.UU. como uno de los mercados clave a futuro en sus planes de negocio. Mengibar tiene previsto seguir abriendo nuevos mercados en Asia a la vez que intensifican su presencia en los mercados tradicionales.

 

El acceso a las materias primas, uno de los mayores retos

Durante la pandemia y en los últimos meses, la mayoría de los sectores industriales ha tenido que hacer frente a problemas de abastecimiento de las materias primas para la fabricación de los productos que, además, se han encarecido. A su vez, las empresas han visto cómo se incrementaban los costes logísticos y de transporte de mercancías y los retrasos en la recepción de sus pedidos, generando un fallo en la cadena de suministro. La dependencia de mercados como el asiático para conseguir una serie de productos ha provocado también una mayor dificultad para el suministro de ciertos componentes como los eléctricos y los microchips. En definitiva, un problema de oferta y demanda que conlleva un incremento de los precios y acentúa todavía más la escasez.

 

Durante este último año, la movilidad se ha visto fuertemente limitada ya que prácticamente el 90% de las empresas no ha podido desplazarse como lo había hecho hasta entonces. Actualmente esta situación está volviendo a la normalidad, si bien viajar a países como EE. UU., Argelia y al continente asiático sigue siendo complicado por las restricciones vigentes en los países de destino. Sin embargo, esta situación adversa también ha cuestionado el volumen de viajes que se llevaban a cabo en época pre pandemia, de manera que se han buscado otras fórmulas, como las reuniones virtuales o la asistencia en remoto, alternativas que han venido para quedarse y que conviven con los desplazamientos a la empresa del cliente.

 

Hispack, apoyo en la apertura de nuevos mercados al envase

Hispack junto a Amec Envasgraf pondrá en marcha diferentes acciones de promoción en varios países principalmente de Europa, América Latina y el área mediterránea para aumentar el número de visitantes internacionales que visitan la feria. En este sentido, se llevarán a cabo acciones de promoción directa en diferentes países (Chile, Colombia, México, Perú, Marruecos, Egipto, Túnez, Turquía, Polonia, Portugal, Francia y Países Nórdicos) con el fin de identificar compradores con proyectos concretos a los que invitar a la feria. Con este programa de compradores internacionales invitados directamente por la organización se esperan agendar casi un millar de entrevistas de negocios con los expositores. También se está trabajando conjuntamente en la organización de misiones comerciales en otros mercados con potencial de crecimiento como EE. UU, China, India e Indonesia).

 

Según destaca Carmina Castellà, “los países latinoamericanos se consideran un mercado natural con unos lazos históricos que nos unen y con la ventaja del idioma que debemos aprovechar“. En el caso del área Mediterránea, “la proximidad es un factor a tener en cuenta y las oportunidades que hoy presentan son muy interesantes”, explica la directora de Amec-Envasgraf.

 

Hispack, el salón de packaging, proceso y logística referente en España que organiza Fira de Barcelona, se celebrará del 24 al 27 de mayo de 2022. La feria española será de las primeras del sector en celebrarse presencialmente, contribuyendo al impulso del mercado y de las exportaciones, a las oportunidades comerciales, y a la recuperación económica.

 

Internacionalizar una empresa: ¿por dónde empiezo?

En muchas empresas acaba surgiendo una pregunta: ¿debo comenzar un proceso de exportación e internacionalización?

Tras el contexto de pandemia vivido y como punto de partida, es necesario informase a fondo y previamente sobre las posibles restricciones o limitaciones de los países en los que la empresa quiere introducirse.

Seguidamente hay que evaluar las oportunidades del producto o servicio que se ofrece porque no servirá de nada que el producto sea popular en el país donde ya está maduro si no se conoce la realidad de los países en los que la empresa ha puesto el foco y si no se estudian las posibilidades de crecimiento del producto en los mercados potenciales teniendo en cuenta los recursos disponibles y la competencia.

 

La portavoz de la Asociación Española de Maquinaria de Envase y Embalaje, Carmina Castellà, diferencia factores generales y factores del propio sector a la hora de valorarlo. En cuanto a los generales, deberemos analizar aquellos países que presentan una mayor estabilidad política, proyección económica y el tamaño de mercado adecuado. Y posteriormente elegir aquéllos que tienen una industria fuerte y en evolución en los sectores de demanda a los que se dirige la empresa: alimentación y bebidas, cosmética, farmacia, limpieza del hogar y químico, como principales destinos.

Una vez escogidos los países, Castellà destaca la búsqueda del canal de comercialización, seleccionando agentes, representantes y/o distribuidores que estén bien relacionados con los sectores clientes antes mencionados. La selección del canal y de la empresa o persona que va a trabajar el mercado se convertirá en la clave para conseguir los objetivos de exportación.

 

Las empresas no deben olvidar que todo proceso de internacionalización requiere de una inversión a realizar que posiblemente no dará sus frutos hasta medio y largo plazo pero que les brindará nuevas oportunidades de hacer crecer su negocio. En estos últimos dos años, las empresas con delegaciones en el exterior han vivido esta situación como una ventaja competitiva porque el cliente sigue buscando un trato próximo y una asistencia rápida y eficiente. Sin duda, estar cerca del cliente, de una forma u otra, va a seguir siendo un factor determinante.

 

Autora: Cristina Benavides

Artículo publicado en www.hispack.com

 

www.hispack.com

 

 

 

Volver al listado