ACTUALIDAD


ITENE impulsa la creación de un polietileno reticulado reversible, sostenible y reciclable

22/04/2024

CATEGORíA: Materiales de envase MARCA: ITENE

ITENE participa activamente en el proyecto europeo REDONDO (2022-2026) para desarrollar un polietileno reticulado reversible con aditivos de origen biológico. Este material innovador será sostenible y reciclable, garantizando la seguridad para la salud humana y el medio ambiente.


El polietileno reticulado reversible, conocido por las siglas PEX, es un material termoestable que se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones, como material aislante para cables eléctricos o para tuberías de agua caliente y fría y sistemas de calefacción (representa de hecho el 60% de las tuberías de plástico). Sin embargo, el PEX no es reciclable, lo que plantea un riesgo medioambiental importante. 

 

Ensayos en el Laboratorio de Toxicología para evaluar la toxicidad de los materiales desarrollados.  Foto: ITENE.

 

Para abordar este problema, el proyecto REDONDO, del que forma parte ITENE desde 2022, ha logrado avances significativos en el desarrollo de un polietileno reticulado reversible que sea sostenible y reciclable. Este nuevo material podría contribuir a reducir la cantidad de residuos plásticos que se generan cada año y a mejorar la seguridad y la sostenibilidad de la industria.

 

Enmarcado dentro del programa europeo Horizonte Europa, este proyecto está abordando esta problemática desarrollando un proceso de reticulación totalmente reversible. Esto permitirá que el PEX se pueda reciclar mecánicamente sin pérdida de propiedades.

 

Para lograr este objetivo, el proyecto REDONDO se ha centrado en dos estrategias principales. Por un lado, se ha trabajado en el desarrollo de reacciones de reticulación reversibles. Estas reacciones térmicas reversibles permiten que los productos de la reacción se combinen nuevamente para generar los reactivos.

 

Por otro lado, se está llevando a cabo la definición e implementación de estrategias de Safe- and Sustainable-by-Design (SSbD). En este sentido, se están desarrollando diferentes aditivos de base biológica, más sostenibles, para ser incorporados en la matriz polimérica, y se está evaluando la seguridad de las materias primas y los materiales desarrollados desde etapas tempranas. El objetivo es reducir la dependencia de sustancias con potencial impacto en la salud y el medio ambiente.

En este proyecto, la labor de ITENE es fundamental para desarrollar nuevos aditivos de origen biológico (en concreto aditivos derivados de celulosa) para sumar una nueva propiedad, además de las propiedades mecánicas y térmicas, al polietileno reticulado reversible (rPEX) como retardante de llama. Además, ITENE lidera investigaciones para garantizar la seguridad en términos de salud humana y ambiental desde las primeras etapas, estableciendo criterios de diseño seguro para el rPEX mediante estrategias de SSbD, que incluyen la evaluación de toxicidad, riesgo y exposición laboral.

 

Hasta el momento se ha trabajado en pretratamientos enzimáticos y en la obtención y modificación de nanoatidivos (celulosa microfibrilada y nanocristales de celulosa), y se han comenzado las primeras pruebas de compounding de nanoaditivos con PEX y rPEX

 

En paralelo, se ha comenzado con la implementación del primer paso de la evaluación dentro del marco SSbD, y se han iniciado los primeros ensayos in vitro para evaluar la toxicidad de los materiales desarrollados. 

 

El desarrollo del rPEX tiene el potencial de transformar la industria del plástico al proporcionar una alternativa sostenible, segura y eficiente al PEX tradicional. Este nuevo material podría contribuir a reducir el impacto ambiental de la industria del plástico y mejorar la seguridad de los productos que utilizamos a diario. La participación de ITENE en el proyecto REDONDO demuestra su compromiso con el desarrollo de soluciones innovadoras y sostenibles para la industria del plástico.

 

El centro tecnológico ITENE ofrece a las empresas conocimiento y tecnología de vanguardia para construir un futuro más seguro y sostenible en cuatro grandes áreas: materiales sostenibles y tecnologías para la economía circular; diseño, seguridad y funcionalidad en envases y embalajes; exposición ante sustancias químicas y monitorización de la calidad del aire, y logística y movilidad inteligente. Gracias al alto grado de especialización de su equipo, compuesto por más de 200 personas, de las que más del 66 % cuenta con un doctorado o máster en su especialidad, ITENE desarrolla una intensa actividad investigadora a través de proyectos de I+D (466 realizados solo entre 2020 y 2023) y ofrece además servicios de consultoría e innovación (más de 1.000 en ese mismo periodo), ensayos (2.710) y formación (con la realización de un máster especializado en envase y embalaje junto a IATA-CSIC, del que se está impartiendo la XVI edición, y con eventos que cuentan con la asistencia de 14.806 profesionales entre 2020-2023). Fundado en 1994, el centro tiene su sede en el Parque Tecnológico de Paterna (Valencia), donde actualmente cuenta con más de 11.500 metros cuadrados dedicados a laboratorios y plantas piloto. Junto con ello, ITENE está ampliando su actual sede en más de 1.100 metros cuadrados, que acogerán equipamientos para la demostración de tecnologías y showrooms, y ha construido un nuevo edificio frente a dicha sede de 1.928 metros cuadrados, destinado a proyectos de preescalado industrial.

 

www.itene.com

 

Volver al listado