TENDENCIAS & DISEÑO


¿Quién rechaza la innovación?

25/03/2020

CATEGORíA: Estrategias

La historia del comercio nos señala que las empresas que no se adaptan a tiempo a las innovaciones quedan por detrás de sus competidores y, aunque su mercado, logística y fortaleza económica sean excelentes, tal hegemonía no deja de ser transitoria, eventual y circunstancial.


 

Carlos V. Martínez Gimeno

 

Una clara muestra de ello son los ejemplos que vemos, con frecuencia en los sectores de la telefonía y comunicación. Cada marca se las ingenia para superar con voracidad inusitada a la competencia, ofreciendo nuevos servicios o nuevas tecnologías que ofrecen, el uso sencillo, mejores prestaciones, servicio, rendimiento y funcionalidad.

 

DOSYSTEM, después de cinco años de investigación y experimentación, ha conseguido tres económicos y fiables sistemas dosificadores adaptables a la gama de envases y botellas producidos en todo el mundo para que las personas extraigan de manera rápida, fácil y sin riesgo de desbordamientos ni derrames, las dosis líquidas que cada día necesitan.

Es evidente, que hoy para conseguir una dosis líquida de un envase o botella, es obligado llenar el tapón a pulso; antigua, incómoda y arriesgada maniobra, que hoy, incomprensiblemente sigue en vigor poniendo a prueba, en cada ocasión, la puntería, los nervios y la paciencia de cientos de millones de consumidores.

 

El más elemental sentido común nos impone cambiar eso, porque las personas que cada día utilizan botellas que contienen líquidos dosificables, merecen ser liberadas de las ancestrales e incómodas maniobras a la que hoy, están sometidas sin remedio, hasta ahora, en que DOSYSTEM, después de años de investigación ha conseguido sustituir el obsoleto y engorroso método que hoy están sufriendo los usuarios

 

DOSYSTEM, con sus patentes para la dosificación de líquidos, va a cambiar la manera de seleccionar y servir las dosis que millones de personas en todo el mundo necesitan cada día del año para la limpieza de sus hogares, cuidado personal y medicinas líquidas, sin olvidar lo fundamental que es aplicar prevención en el manejo de los productos químicos peligrosos.

Quien rechaza la innovación, el avance técnico que ahorra esfuerzo humano o funcional y permanece anclado a su circunstancial superioridad, está expuesto a tener su Waterloo, cuyo resultado trágico para el que se creía superior, se produjo por su excesiva confianza y menosprecio a sus rivales, presentando batalla sin considerar la falta de concentración de sus tropas, pues parte de ellas estaban ausentes de la lucha decisiva persiguiendo a sus enemigos y porque en un ataque francés, éstos capturaron decenas de cañones británicos, que no inutilizaron -como era habitual-, introduciendo clavos en sus oídos y por ello, esos mismos cañones reconquistados por los de Wellington destrozaron a los franceses en franca y ordenada retirada.

 

Sobre el autor:

Carlos V. Martínez Gimeno estudió Bellas Artes. Su vocación de pintor la aplicó en la ilustración publicitaria, docente e industrial. Trabajando para Gráficas Belkrom, diseñó una etiqueta para Bodegas Capel que retrataba a un hombre con traje regional y bebiendo vino de una bota, con la leyenda VINO COMÚN preceptiva de la época. Esta etiqueta marcó un hito en la historia de la publicidad, pues la ilustración se convirtió en la marca “El tío de la bota”. Por los años 70 se dedicó a las Artes Gráficas, fundando una litografía en Alicante, en la que hoy no participa y es una de las punteras de la Región Valenciana. En los años 80 patentó la jeringuilla autodestructible y un atacordones para calzado. Ahora, jubilado, pasa su tiempo escribiendo, diseñando y perfeccionando productos de gran consumo y otros artículos que en su momento serán divulgados.

 

Volver al listado