MERCADOS


Reciclaje de las cadenas portacables: una nueva vida para los plásticos

01/07/2022

CATEGORíA: Economía Circular MARCA: Igus


En 2019, igus puso en marcha su programa de reciclaje chainge para dar una segunda vida a las cadenas portacables. Ahora, el especialista en los motion plastics da un paso más. El reciclaje se inicia con el montaje. Para evitar residuos industriales, igus organiza la recogida de las cadenas portacables gastadas y las reintroduce en el ciclo de los materiales.


Tarde o temprano, toda máquina y todo componente llegan al final de su vida útil, momento en el que los fabricantes deben decidirse entre rehabilitar o invertir en un nuevo equipo. Aquí, la sostenibilidad desempeña un papel cada vez más importante. Después de todo, según Global E-waste Monitors, solo en 2019 se generaron 53,6 millones de toneladas de residuos electrónicos en todo el mundo. Un avance más respetuoso con el medio ambiente es la actualización retrofitting de las máquinas obsoletas: en lugar de comprar máquinas nuevas, las empresas pueden resnovar los equipos existentes para que cumplan las normas más recientes. Sin embargo, esto no resuelve la cuestión de dónde colocar los componentes desechados.

 

El servicio de montaje de igus facilita el reciclaje de los sistemas usados

Tanto en una instalación nueva, en una actualización o en un mantenimiento de un equipo ya existente, igus se centra en el reciclaje en lugar de la eliminación. Incluso desde el momento de la planificación del montaje. El servicio de reciclaje se ofrece automáticamente con cada nueva solicitud de montaje y no supone ningún coste ni esfuerzo adicional para el cliente. igus se encarga del material desechado en cuatro sencillos pasos: retira la cadena portacables desgastada, la desmonta en piezas más pequeñas y la empaqueta en sacos Big-Bag. Por último, organiza el transporte y la logística. El coordinador del montaje encarga a la empresa de transporte que recoja las cadenas portacables desechadas. De este modo, el cliente solo tiene que proporcionar el sistema para su recogida y transporte e igus se encarga de todo lo demás en el marco del programa igus chainge. Este servicio se ofrece tanto para las cadenas portacables de igus como para las de otros fabricantes. Los plásticos desechados se separan por tipos, se limpian y se convierten en gránulos para poderlos reutilizar. A cambio, los clientes reciben un vale de descuento en función del peso del material proporcionado.

El cliente obtiene todo de una sola fuente (el fabricante), incluida una garantía de 36 meses para los sistemas de suministro de energía recién instalados. El servicio de montaje de igus permite ahorrar tiempo y costes de instalación a los clientes, que también se benefician de tiempos de inactividad muy cortos y de sistemas con una vida útil más larga. Esto significa que, a largo plazo, sufren menos fallos. Además, una herramienta especial en línea permite a los usuarios calcular el tiempo exacto de instalación de su sistema de cadena portacables. «El objetivo de igus es ahorrar a los clientes un tiempo valioso con el servicio de montaje y ofrecerles al mismo tiempo una solución sostenible para eliminar los sistemas que han quedado obsoletos. Esta medida pretende contribuir a un uso más sostenible de los recursos limitados», afirma Michael Berteit, responsable de proyectos de ingeniería y del servicio de montaje de igus.

 

El programa de reciclaje de igus avanza sin descanso

igus, empresa especializada en polímeros de alto rendimiento, ha puesto en marcha chainge, un programa de reciclaje para cadenas portacables que ya ha recogido y reciclado 32,3 toneladas de material en todo el mundo. Hasta ahora, 13 países han participado en el programa: Alemania, Países Bajos, Reino Unido, Polonia, Francia, China, Italia, Brasil, Malasia, Hungría, Croacia, República Checa y España. «Estamos muy contentos de que el programa de reciclaje esté siendo muy popular entre nuestros clientes, y confiamos en que en 2022 podamos al menos duplicar lo que hemos conseguido hasta ahora», afirma Michael Berteit. igus utiliza el programa chainge para reintroducir los plásticos obsoletos al ciclo de los materiales, promoviendo sistemáticamente la economía circular.

Volver al listado