IMPRESIÓN DE ETIQUETAS Y ENVASES


Truyol refuerza su acabado digital con una MGI JETvarnish 3D

23/12/2020

CATEGORíA: Etiquetas MARCA: Truyol


De la mano de OMC, distribuidor en España del fabricante de sistemas de impresión y acabado digital MGI, Truyol ha incorporado a su parque de maquinaria la barnizadora inkjet UV digital JETvarnish 3D Web con el objetivo de incrementar el valor añadido de sus acabados, principalmente en el mercado de la etiqueta autoadhesiva.

 


Operativa desde agosto, aunque definitivamente a plena producción desde mediados de octubre, la MGI JETvarnish 3D Web ha llegado a Truyol, empresa pionera en la impresión digital en España, “dar respuesta a una demanda de nuestros clientes, que es la etiqueta de valor”, explica a Infopack Joaquín Truyol, director general de la compañía. “En muchas ocasiones la etiqueta es un producto que suele tirarse básicamente para marcar y diferenciar de una forma básica, pero este nuevo equipo nos permite diferenciarlo realmente con acabados especiales y aportando valor a ese tipo de cliente que desea una presencia más atractiva en el lineal de venta pero no quiere hacer 100.000 etiquetas, sino tan solo 1.000 etiquetas con stamping o con barniz selectivo”.

 

Visión que comparte Michel Madoz, Sales & Marketing Manager de OMC: “Las imprentas se encuentran, cada vez, más en el papel de asesores creativos de clientes cuya búsqueda de diferenciación competitiva y mayor conciencia de marca es muy elevada. Esto implica un claro esfuerzo de ‘premiumización’ del producto impreso y los acabados especiales empiezan a cobrar más protagonismo al ser los que aportan valor añadido y/o exclusividad al producto final que suponen, de forma inequívoca, marcar la diferencia en el mercado. En paralelo”, prosigue, “y directamente relacionado, no podemos olvidar las tiradas son cada vez más cortas y los plazos de entrega cada vez más reducidos. Ahí es dónde la tecnología de ‘embellecimiento’ digital de MGI JETvarnish 3D, barnizado selectivo 2D/3D y hotfoil 100% digital demuestra su potencial, posibilidades y gran flexibilidad, permitiendo a Truyol llegar al mercado de manera más rápida y efectiva, con una variedad más amplia de versiones y opciones para que las marcas conecten”.

 

Vamos a poder dirigirnos a cualquier segmento de la etiqueta, ya sea alimentación, bebidas, promocional, siempre en tirada corta, que busque ese valor añadido. Estamos incrementando nuestro negocio en la etiqueta y con esta tecnología vamos a ampliar el portfolio de soluciones de acabados a nuestros clientes que van a poder acceder en tirada corta”, comenta Joaquín Truyol. Y en unos plazos de entrega sensiblemente reducidos, en comparación con la impresión convencional: “Un trabajo con stamping, barnizado y troquelado, realizado en la MGI JETvarnish 3D Web, se puede entregar en un día, algo que en convencional se podría alargar varios días”.

 

El nuevo equipo de acabado digital admite, además, un amplio abanico de papeles y materiales. Según Truyol, “por ejemplo, y pensando en el mundo del vino, trabajamos con papeles textura a los que cuando les das un stamping o barniz se les está aumentando el valor y, sobre todo, la capacidad de empresas o producciones más pequeñas de poder acceder a una solución rápida con un acabado de alto valor, anteriormente reservado para las grandes bodegas con grandes producciones”. “Estos acabados aumentan el atractivo visual y agregan mucho más que una apariencia superficial llamativa. Transforman el producto impreso en toda una experiencia sensorial. Cuando ‘sentimos’, visual y táctilmente, es mucho más probable que compremos”, completa Michel Madoz.

 

 

Truyol-MGI, una relación duradera

Truyol tiene una muy amplia y contrastada experiencia con la tecnología inkjet UV barnizado selectivo y hot-foil, totalmente digital, de MGI. No en vano es su tercera instalación de una máquina de estas características. Hasta la fecha, las dos anteriores, fueron para dar respuesta al mercado de impresión comercial y/o packaging en hoja/pliego. “Con la reciente incorporación de la MGI JETvarnish 3D Web”, explica David López, Product Manager en OMC, “serán capaces de extrapolar todas las posibilidades de embellecimiento al mercado de etiquetas. Tanto en hoja como en bobina, pueden generar efectos o acabados muy diferentes y diversos; gracias, por un lado, a su aplicación selectiva y con relieve de barniz (por ejemplo contrastes barniz mate-satin selectivo plano, efectos texturizados combinando diferentes grosores o relieves de barniz 3D, relieve 3D...) y, por otro, a su módulo de iFoil de estampación en caliente (hologramas, gran variedad de foils texturizados, embossing metalizado...)”. Así, la empresa madrileña puede ofrecer una experiencia visual y táctil completamente diferenciadora y de alto valor añadido. “Se trata de un equipo totalmente industrial, con una tecnología plenamente operativa, probada y extremadamente versátil que se integrará, perfectamente, en su flujo de producción”, añade David López.

 

 

Truyol, 100% digital

Truyol nació en 1983 como una tienda de fotografía y fotocopias y se ha convertido en la actualidad en una compañía de referencia en el sector de la impresión digital en España. “Nosotros siempre hemos sido digitales”, nos cuenta el director general de Truyol, “confiamos en esta tecnología y para mí es el futuro en muchos segmentos. Es posible que, en el mundo de la etiqueta y debido a los volúmenes, tenga mucho más recorrido el convencional, pero estoy seguro de que poco a poco el digital va a seguir creciendo. Y para un mercado como este, el acabado para las cortas tiradas es fundamental. Siendo nosotros plenamente digitales y con el recorrido que tenemos, no podíamos escoger otra tecnología de acabado que no fuera digital”.

 

Una inversión, por cierto, que llama la atención que se haya ejecutado en plena crisis provocada por la pandemia. Joaquín Truyol explica que “hemos realizado una importante inversión económica desde el confinamiento, en primavera, en diversos equipos; y todavía no hemos acabado. Y si realmente quieres hacer algo diferente y de valor en el mundo de la etiqueta, debes saber que las inversiones son muy elevadas. Porque, al final, todo es una oportunidad. El mercado ha cambiado y sigue evolucionando y hay que entender, siempre con el riesgo de confundirse y sabiendo que el éxito no está garantizado, que tienes que intentar hacer algo nuevo; y la tecnología puede dártelo”. Y es que ha variado, más que el perfil del cliente, el tipo de producto que pide el cliente: “Si antes el impresor nos pedía más producto comercial, ahora pasan a ser pedidos de etiquetas o gran formato. La impresión comercial se está resintiendo mucho, esta crisis ha actuado de acelerador, lo que tenía que haber pasado en los próximos cuatro años ha pasado en cuatro meses. No corren buenos tiempos para la impresión comercial”. El mercado del packaging y la etiqueta son más estables, en el momento actual, según el director general: “nosotros ofrecemos nuestros servicios a profesionales de la industria gráfica, imprentas y estudios de diseño y es a ellos a quien vendemos las etiquetas, no tenemos un contacto directo con las marcas fabricantes y quizás no sea la persona más indicada para hablar sobre el sector, pero es un mercado que ha ganado mucho dinero y desde hace años y al que en los próximos años le va a tocar dar el paso hacia la digitalización; esa va a ser el factor que va a hacer moverse y avanzar al mundo de la etiqueta en los próximos tiempos y abandonar la situación de confort de hoy”.

 

Más información:

www.truyol.com

www.omcsae.com

Volver al listado